"COMPRENDÍ EL ERROR DE TODA LA HUMANIDAD; UNOS LLORAN POR PLACER Y OTROS CON NOSTALGIA"   (CARTOLA)

JACOB DO BANDOLIM


 

Jacob do Bandolim

 

 

Nacimiento - Fallecimiento:   14/02/1918 - 13/08/1969

Estilo Musical:  Choro, Valsa 

Artistas Relacionados:  César FariaElizeth CardosoRadamés Gnatalli   

Links: Página Oficial  - Página No Oficial

 

 

Jacob Pick Bittencourt, Jacob do Bandolim, nació en Río de Janeiro en febrero de 1918. Hijo único del farmacéutico Francisco Gomes Bittencourt y de Raquel Pick Bittencourt, cantaba en el coro del colegio donde hizo primaria. Más tarde, en el curso comercial del British American School, tocaba gaita-de-boca. A los 12 años su madre le regaló un violín, pero, no adaptándose al instrumento, pasó al bandolim, regalo de una amiga de su madre. Comenzó, entonces, a tocar de oído. En 1933, con 15 años, se presentó en la Rádio Guanabara, acompañado por tres amigos, e interpretó el choro “Agüenta a calunga” (Atílio Grany). Al año siguiente, tocó guitarra en el programa “Horas Luso-Brasileiras”, de la Rádio Educadora, y en una audición de fados, en el Clube Ginástico Português, donde acompañó al guitarrista Antônio Rodrigues y a los cantantes Ramiro d’Oliveira y Esmeralda Ferreira. Mientras tanto continuaba con el bandolim, instrumento que tocaba en su grupo (compuesto por dos guitarras, cavaquinho, pandeiro y ritmo), con el cual participó, aún en 1934, en el Grande Concurso dos Novos Artistas, en la Rádio Guanabara, derrotando otros 27 concursantes y recibiendo la nota máxima del jurado compuesto por Orestes Barbosa, Francisco Alves, Benedito Lacerda, Cristóvão de Alencar y Frazão. A partir de ahí, siempre con el conjunto, pasó a acompañar a los cantantes de la Rádio Guanabara y, como ocurriría con el conjunto de Benedito Lacerda, Gente do Morro, su grupo acabó siendo conocido como Jacob e Sua Gente. Su trabajo nocturno era casi diletantismo, pues para sobrevivir dependía de empleos diurnos: trabajó como vendedor, auxiliar de farmacia, corredor de seguros, fue dueño de farmacia; en 1940, elegido por concurso, se convirtió auxiliar interino de Justicia de Río de Janeiro, llegando después a titular del juzgado de la 11ª Vara Criminal, cargo que ocupó hasta morir. En 1942 integró el Conjunto da Rádio Ipanema, bajo la dirección de Mário Silva, al lado de César Faria, Claudionor Cruz (violões), Leo Cardoso (afoxê) y Candinho (batería). Cuando el guitarrista César Faria formó su propio regional (1946), actuó con él también, ocasionalmente, como solista. Aún en 1942, abrió, con su bandolim, la grabación de Ataulfo Alves de “Ai, que saudades da Amélia” (Ataulfo Alves y Mário Lago), en disco Odeon, y, en el 47, participó en la grabación de “Marina” (Dorival Caymmi), hecha por Nelson Gonçalves en la Victor. El hecho de que su nombre no saliera publicado en los discos donde participaba no lo incomodaba, prefiriendo mostrarse en las reuniones con los amigos, al mismo tiempo en que proseguía estudiando y perfeccionando su técnica, pesquisando también el repertorio, entonces olvidado, de los chorões. Aún en 1947 grabó el primer disco, para la Continental: un 78 rpm con el chorinho “Treme-treme” (de su auditoría) y la valsa “Glória” (Bonfiglio de Oliveira), principal responsable por el éxito del disco, además del solo de bandolim, hasta entonces usado apenas como acompañamiento. Al año siguiente, lanzó para la misma discográfica el segundo disco, acompañado por el Regional de César Faria, tocando la valsa de su auditoría “Salões imperiais” y el chorinho de Bonfiglio de Oliveira, “Flamengo”. El éxito de los dos discos hizo resurgir el interés por el bandolim, con las discográficas estimulando solistas de ese instrumento. También en 1948 surgió otro disco suyo para la Continental, con el chorinho “Remelexo” y la valsa “Feia” (ambos de su creación). En 1949 grabó su último disco para la Continental, interpretando el chorinho “Cabuloso” (de su propiedad) y la valsa “Flor amorosa” (Calado). En ese mismo año, ficha por la Victor, donde quedó hasta el fin de su vida, grabando los LPs “Choros evocativos” (1957), “Valsas e choros evocativos” (1962), “Assanhado” (1966) y “Era de Ouro” (1967). En 1966 organizó el conjunto regional Época de Ouro, con el cual grabó los LPs “Chorinhos e chorões” y “Vibrações”. Siempre prefirió el choro, la valsa y la polca, incluso durante la fase de la bossa nova. Tocaba con facilidad varios instrumentos de cuerdas, y el bandolim brillantemente. Buscador incansable de sus posibilidades como instrumentista, poseía también uno de los mejores archivos musicales particulares (hoy incorporado al MIS, de Río de Janeiro). Con Elizeth Cardoso y Zimbo Trio realizó en 1968 un espectáculo de mucho éxito en el Teatro João Caetano, en Río de Janeiro, grabado en directo y lanzado en álbum de dos LPs por el MIS, documentando uno de los momentos de mayor éxito artístico del instrumentista. Víctima de un ataque cardíaco, murió poco después, dejando dos hijos también compositores, Sérgio y Helena. En 1971 la RCA lanzó el LP “Os saraus de Jacob – Jacob do Bandolim recebe o modinheiro Paulo Tapajós”, usando cintas que había grabado y con la participación de los músicos de su conjunto acompañando al cantante. Sus choros han sido grabados en Japón, Venezuela, Francia, Estados Unidos, entre otros países. Una antología suya como solista (dos CDs con 43 canciones) fue producida por el bandolinista norteamericano Dexter Johnson, pero no fue lanzada en Brasil; y la Columbia editó el CD “Retratos”, donde toca con Radamés Gnatalli Orchestra. En 1997 el libro “Jacob de Bandolim”, de Ermelinda Paz, fue editado por la Funarte, de Río de Janeiro.

 

 

Bibliografía