"COMPRENDÍ EL ERROR DE TODA LA HUMANIDAD; UNOS LLORAN POR PLACER Y OTROS CON NOSTALGIA"   (CARTOLA)

RADAMÉS GNATTALI


 

Radames Gnattali

 

 

Nacimiento - Fallecimiento:   27/01/1906 - 03/02/1988

Estilo Musical:  Erudita  

Artistas Relacionados:  Dorival CaymmiJacob do BandolimLamartine BaboPixinguinhaTom JobimRaphael Rabello

Links: Página Oficial  - Página No Oficial

 

 

Nació en Porto Alegre en enero de 1906 y falleció en la ciudad de Río de Janeiro con 82 años de edad. Hijo del músico italiano Alessandro Gnattali y de la pianista gaucha Adélia Fonseca Gnattali, comenzó a estudiar piano a los seis años, con su madre, dedicándose después también al violín, con su prima Olga Fossati. En 1915 ganó del cónsul de Italia su primer premio, dirigiendo una orquesta infantil. Fascinado por las modinhas populares de la época, comenzó a estudiar cavaquinho y guitarra y, en 1920, ya dominando bien los cuatro instrumentos, ingresó en el quinto año de clase de piano del Instituto de Bellas Artes, de Porto Alegre. Durante nueve años fue alumno de Guilherme Fontainha, perfeccionándose al mismo tiempo como violinista. Comenzó en esa época a tocar en cines (Cine Colombo) y orquestas de danza, y a componer, inspirándose en temática nacional. Poco antes de formarse, dio su primer concierto en el I.N.M., de Río de Janeiro, interpretando “Franz Liszt” (1811-1886) y Johann Sebastian Bach (1685-19750), tocando aún el Concerto nº 1, de Piotr Ilyitch Tchaikovsky (1840-1893), con la orquesta sinfónica dirigida por el maestro Francisco Braga, en el Teatro Municipal, de Río de Janeiro. En ese viaje conoció a Ernesto Nazaré. Pasó los años de 1924 y 1925 entre Río de Janeiro y Porto Alegre, actuando en la música clásica. Esa fase fue básica para su actuación como compositor y orquestador. Estudió harmonía con Agnelo França, en Río de Janeiro. En 1927, en Río de Janeiro, fue pianista de cine y teatros, trabajando al año siguiente como pianista de música ligera y popular en la Rádio Clube do Brasil. En octubre de 1929 presentó, con gran éxito, el Concerto nº 1, de Tchaikovsky, en el Teatro Municipal, de Río de Janeiro, bajo la dirección de Arnold Glückmann, viajando en seguida para Porto Alegre. Se estrenó como compositor en concierto en el Teatro São Pedro, el día 17 de septiembre de 1930, presentando dos piezas para piano, con los Prelúdios nº 2 y 3. Estableciéndose definitivamente en Río de Janeiro, se matriculó en el I.N.M. Marcó su carrera de compositor en el año de 1931, después de la presentación por la pianista Dora Bevilacqua, en primer audición en Río de Janeiro, de su obra “Rapsódia brasileira”, en la Associação Brasileira de Música. Hizo entonces arreglos para Pixinguinha, Lamartine Babo, Manuel da Conceição, entre otros, y conoció a los pianistas Nonô, Bequinho, Costinha y Cardoso de Meneses, con los cuales aprendió a tocar música popular para danzar. En 1932 comenzó a colaborar en la Victor y, en abril, surgieron sus primeras composiciones grabadas, los choros “Espritado” y “Urbano”, con el autor al piano, Rogério Guimarães a la guitarra y la Turma do Bonfim. Usó en ese disco el seudónimo Vero, que adoptó para las composiciones y grabaciones de música popular. Aún en 1932 grabó para la Victor dos composiciones más: una mazurca (con Josué de Barros) y una valsa. Al año siguiente, fue violinista de la Orquestra Sinfônica Villa-Lobos, haciendo varias grabaciones como pianista acompañante, participando en septiembre de 1934 de una audición de arias clásicas, al lado de Bidu Saião. En 1934 pasó a ser orquestador permanente de la Victor, participando en 1936 en la inauguración de la Rádio Nacional, como dirigente de orquesta, y asumiendo desde entonces las funciones de pianista recitalista, solista de orquesta, regente, miembro de conjunto de cámara, compositor y arreglista, desenvolviendo la música clásica y la popular, actuando durante treinta años en esa radio. En 1937 su arreglo de la valsa “Lábios que beijei” (J.Cascata y Leonel Azevedo) fue grabado en la Victor por Orlando Silva, con solo de Iberê Gomes Grosso. Compuso y grabó al piano los choros “Recordando” y “Cabuloso”, al lado de Luís Americano, en clarinete, y Luciano Perrone, en batería. Orquestó también “Carinhoso” y “Rosa” (ambos de Pixinguinha), grabados por Orlando Silva. A finales de 1938 innovó el acompañamiento instrumental de discos carnavalescos, incluyendo una orquesta con tres saxofones y flauta en la grabación de “A jardineira” (Benedito Lacerda) y “Meu consolo é você” (Nássara y Roberto Martins), grabados por Orlando Silva. El ritmo dado a esa última música sirvió a Ary Barroso, que compuso al año siguiente su “Aquarela do Brasil”. Un año después, la orquesta de la Radio de Berlín (Alemania), bajo la dirección de Georg Wach, ejecutó su “Poema”, para violín y orquesta. En 1940 marca el fin de su primera fase como compositor. Dejó en esa época la Victor, ingresando en la Columbia (actualmente Continental) a invitación del director artístico, João de Barro, permaneciendo ahí hasta 1943. En 1941, contratado por la Radio Municipal, de Buenos Aires (Argentina), organizó y dirigió “Hora do Brasil” en aquella emisora, durante ocho meses. Adherió, entonces, la influencia norteamericana de los acompañamiento de metales, grabando en 1943, en la Columbia, su choro “Remexendo”, con un conjunto de cuatro saxofones y batería. En ese año su “Concerto nº2”, para piano y orquesta, fue interpretado por Arnaldo Estrela, en Chicago, Washington D.C. y Filadelfia (Estados Unidos). Un año después, entró en nueva fase, liberándose de la música norteamericana y pasando a valerse de un folclorismo transfigurado y de excelente instrumentación. En 1945, bajo la dirección de Clarence Reybould, la orquesta sinfónica de la B.B.C., de Londres (Inglaterra), ejecutó y grabó la “Brasiliana nº1”, presentando dos años después las Três miniaturas: valsa, modinha e jongo. Al año siguiente, hizo una orquestación para ocho violines, dos violas, chelo, oboe, piano, guitarra, contrabajo y batería, de las músicas “Copacabana” y “Barqueiro do São Francisco”, grabados con gran éxito por Dick Farney en la Continental, desencadenando una revolución en la concepción de orquestaciones de música popular. A partir de 1948 actuó como pianista, acompañado por el grupo rítmico de Luciano Perrone, grabando al año siguiente su samba-canção “Fim de tarde”, el choro “Bate-papo” y la valsa “Caminho da saudade”. En 1950 apareció como parceiro de Alberto Ribeiro, en la toada “Segura a saia, iaiá”, grabada por el Trio Melodia, y en el samba-canção “Amargura”, interpretado por Lúcio Alves, grabando también “Quadrilhas dos coqueiros”. De 1951 a 1954 grabó, con conjuntos instrumentales de formación variada, choros como “De mansinho”, “Pé ante pé” y “Amigo Pedro”, haciendo en 1954 la orquestación de la “Sinfonia do Rio de Janeiro” (Tom Jobim y Billy Blanco). Compuso en “Suíte de dança popular brasileira”, para guitarra eléctrica y piano, ejecutada por primera vez por Garoto y Fritz Jank, en la Rádio Gazeta, de São Paulo, y grabada en 1956 con el autor al piano y Laurindo de Almeida en la guitarra eléctrica. En 1960 realizó su primero viaje por Europa, con el Sexteto de Radamés, formado por él y Laércio Freitas (pianos), Chiquinho do Acordeom (acordeón), José Meneses (guitarra), Luciano Perrone (batería) y Pedro Vidal Ramos (contrabajo). Más tarde volvió a Europa y estuvo en Israel, tocando música brasileña al lado de Iberê Gomes Grosso. En 1963 fue contratado por la TV Excelsior, como arreglista y regente. En 1964 grabó en la CBS el LP “Retratos”, con Jacob do Bandolim. En junio de 1967 dejó la TV Excelsior y pasó para la TV Globo, de Río de Janeiro, con las mismas funciones de arreglista y regente, colaborando posteriormente en la banda sonora de varias telenovelas, entre ellas “Roque Santeiro” (1986). Grabó en 1976 la “Cantata Maria Jesus dos Anjos”, para coro, orquesta y narrador, con texto de Bororó, para la Som Livre, basándose en pontos de umbanda. En los años siguientes trabajó en la composición de las bandas sonoras de las películas “Bonitinha mas ordinária”, de Brás Chediak (1980), “Eles não usam black-tie”, de Leon Hirszman (1981) y “Perdoa-me por me traíres”, de Brás Chediak (1983), además de grabar discos con varios parceiros y amigos, como Dorival Caymmi, Tom Jobim y Raphael Rabello. En el inicio de 1983, fue elegido por unanimidad de jurado para el Prêmio Shell de Música Brasileira, en la categoría “música erudita”, recibiéndolo el 31 de agosto de 1983, en el Teatro Municipal do Rio de Janeiro. Para el espectáculo de la entrega, compuso el “Concerto seresteiro nº3”, para piano, orquesta y conjunto regional, ejecutado en la ocasión por la Camerata Carioca. En 1984 grabó varios arreglos, para piano solo, de canciones tradicionales de música popular brasileña, como “Chovendo na roseira”, “Ponteio” y “Cochicho”, que fueron lanzados por el sello independiente Libertas. Un derrame cerebral, en 1986, perjudicó el lado derecho de su cuerpo y lo obligó a un largo tratamiento para volver a tocar. Un año después, un segundo derrame ocasionó su muerte. Fue miembro de la Academia Brasileira de Música e da Academia de Música Popular Brasileira.

 

 

Bibliografía