"COMPRENDÍ EL ERROR DE TODA LA HUMANIDAD; UNOS LLORAN POR PLACER Y OTROS CON NOSTALGIA"   (CARTOLA)

WILSON BATISTA


 

Wilson Batista

 

 

Nacimiento - Fallecimiento:   03/07/1913 - 07/07/1968

Estilo Musical:  Samba  

Artistas Relacionados:  Aracy CortêsNoel RosaOswaldo Silva   

Links: Página Oficial  - Página No Oficial

 

 

Wilson Batista de Oliveira, Wilson Batista, nació en Campos, Rio de Janeiro, el 03 de julio de 1913. Hijo de un guardia municipal de Campos, aún niño participó tocando triángulo, de la Lira de Apolo, banda organizada por su tío, el maestro Ovídio Batista. Aún en la ciudad natal, hizo parte del Bando Corbeille de Flores, para el cual componía algunas músicas y, pretendiendo aprender el oficio de marceneiro, frecuentó el Instituto de Artes y Oficios. A finales de la década de 1920, se fue a vivir con su familia a Rio de Janeiro. Pasó entonces a frecuentar los cabarets de Lapa y el Bar Esquina do Pecado, en la Praça Tiradentes, puntos de encuentro de marginales y compositores, convirtiéndose amigo de los hermanos Meira, malandros famosos de la época, cuya amistad le valió varias prisiones. Por entonces comenzó a trabajar como electricista y ayudante de traspunte en el Teatro Recreio. Con 16 años hizo su primer samba, “Na estrada da vida”, lanzado por Araci Cortês en el Teatro Recreio y grabado en 1933 por Luis Barbosa. Su primer samba grabado fue “Por favor, vai embora” (con Benedito Lacerda y Oswaldo Silva), por la Victor, en la interpretación de Patrício Teixeira, en 1932. A partir de entonces, pasó a hacer parte de la Orquestra de Romeu Malagueta, como crooner y ritmista (tocaba pandeiro). En 1933, Almirante grabó su batucada “Barulho no beco” (con Oswaldo Silva) y tres intérpretes (Francisco Alves, Castro Barbosa y Murilo Caldas), que tuvo mucho éxito. Siempre frecuentando el mismo ambiente de bohemia, hizo la apología del malandro en su samba “Lenço no pescoço”, ya grabado en 1933 por Sílvio Caldas, que dio inicio a la famosa polémica con Noel Rosa, el cual respondió en el mismo año con “Rapaz folgado”, contestando la identificación del sambista con el malandro. Su réplica a Noel vino en el samba “Mocinho da Vila”, recibiendo entonces respuesta, en 1934, con “Feitiço da Vila” (de Noel Rosa y Vadico). Continuando la polémica, compuso “Conversa fiada”, al cual Noel contrapuso, en 1935, el samba “Palpite infeliz”. El caso terminó con dos sambas suyos, “Frankenstein da Vila” y “Terra de cego”, que no tuvieron respuesta. Los dos polemistas se conocieron entre un y otro desafío y se volvieron amigos. Las músicas de esa polémica fueron reunidos, en 1956, en un LP de diez pulgadas de la Odeon, cantadas por Roberto Paiva y Francisco Egídio – Polêmica. Continuando su vida de bohemio-compositor, vendiendo sambas y haciendo parcerias “comerciales”, conoció, en el Café Nice, en la Avenida Rio Branco, el cantante y compositor Erasmo Silva, con quien formó un conjunto, con Lauro Paiva al piano y Roberto Moreno en la percusión. Con el conjunto realizó presentaciones en Campos (Rio de Janeiro) y de vuelta a Rio de Janeiro formó, en 1936, una dupla con Erasmo Silva -la Dupla Verde e Amarelo- que participó en la vocalización de la orquesta argentina Almirante Jonas, que estaba de paso en Rio de Janeiro, siguiendo con ella para Buenos Aires (Argentina) donde quedaron por tres meses, aún en 1936. De vuelta a Brasil trabajaron durante más de un año en la Rádio Atlântica, de Santos (São Paulo), y, después, en la Record, de la capital paulista, donde también grabaron, con las Irmãs Vidal, por la Columbia, su primer disco, con “Adeus, adeus” (Francisco Malfitano y Frazão) y “Ela não voltou” (de los mismos compositores más Aluísio Silva Araújo). Obteniendo cierto éxito, siguieron para una temporada en Porto Alegre volviendo a São Paulo para trabajar en la Radio Tupi. La fama vendría en 1938 cuando la dupla fue contratada por la Radio Mayrink Veiga, de Rio de Janeiro, pero ya en el año siguiente, con la marcha de Erasmo Silva a Buenos Aires, la dupla se deshizo. En 1939 fue presentado por Germano Augusto al malandro conocido por China, a quien vendería muchas músicas. En esa época, su temática sufrió modificaciones, dictadas no sólo por la asociación a los nuevos parceiros, sino principalmente por la influencia directa de una portaría gubernamental que prohibía la exaltación del malandraje. Aún en 1939 hizo con Ataulfo Alves “Mania da falecida” y “Oh! Seu Oscar”, samba que se destacó en el Carnaval de 1940, venciendo el concurso de músicas carnavalescas del Departamento de Imprensa e Propaganda del gobierno federal, siendo grabado por Ciro Monteiro, intérprete que lanzó en disco, también en el mismo año, sus sambas “Tá maluca” (con Germano Augusto) y “O bonde de São Januário” (con Ataulfo Alves), este último gran éxito en el Carnaval de 1941. Consagrado desde entonces, inició, con diversos parceiros famosos, una serie de composiciones, retratando tipos cariocas, que conseguirán éxito en la mayoría de los Carnavales de los veinte años siguientes. Aún en 1940, Moreira da Silva grabó “Acertei no milhar” (con Geraldo Pereira), que se volvió en uno de los clásicos del samba de breque; en 1941, Vassourinha lanzó en disco otra música suya que se destacó en el Carnaval de 1942, “Emília”, hecha con Haroldo Lobo, su parceiro aún en “Rosalina”, destaque carnavalesco de 1945. Bromeando con la afición del Vasco da Gama, compuso con Augusto Garcez “No boteco do José”, que, en la grabación de Linda Batista, consiguió éxito con el Carnaval de 1946. Tres años después se destacaría con “Pedreiro Valdemar”, hecho con Roberto Martins y grabado por Blecaute, y, en 1950, obtendría enorme éxito con “Balzaquiana” (con Nássara), lanzado en disco por Jorge Goulart. Su marcha “Sereia de Copacabana” y su samba “Mundo de zinco” (ambos con Nássara), este grabado por Jorge Goulart, fueron muy cantados en los Carnavales de 1951 y 1952, respectivamente. Para el Carnaval de 1956 compuso con Jorge de Castro la marcha “Todo vedete”, que tuvo problemas con la censura por sus referencias al baile de los travestidos del Teatro João Caetano; con el mismo parceiro hizo, para el Carnaval de los dos años siguientes, “Vagabundo” y “Marcha da fofoca”, siendo esta última grabada por el locutor César de Alencar. El Carnaval de 1962 fue uno de los últimos en que participó, lanzando, en grabación de César de Alencar, “Cara boa”, marcha hecha con Jorge de Castro y Alberto Jesus. Bohemio hasta el fin de su vida, en sus últimos años trabajó como fiscal de la UBC, entidad que ayudó a crear.

 

 

Bibliografía